lunes, 4 de marzo de 2013

Un instante


Posó la palma sobre el cristal humedecido por las gotas del cielo. Dirigió la mirada a los coloridos paraguas que adornaban la calle y, por un instante, buscó con ansia uno de color verde oscuro entre los tantos otros, hasta que la realidad se entrometió y le propinó un golpe certero en el medio del pecho. La mujer apoyó la frente en el gélido vidrió y los ojos se le empañaron con el recuerdo amargo de aquel paraguas que ya no volvería a deambular entre los demás. 

10 comentarios:

  1. Sí, lo escribí en un momento negativo en mi vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. uys que triste... espero que se refiera a un paraguas. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tamara. Ojala se refiera a un paraguas, pero creo que no ;) tendré que preguntarle.
      Besos

      Eliminar
  3. Wow camilla escribes de una forma bastante profunda, debo decir que es maravilloso la orma en la que plasmas los sentimientos, me ha dado mucho en que pensar, espero seguir leyendote pronto...

    PD: felicidades por unirte al club de las escritoras, es bueno sabes que aun estamos creciendo en numero... besos

    ResponderEliminar
  4. Hola, Ninfa Celtica. ¡Qué bueno que te guste mi estilo! Gracias por darme tan bello recibimiento.
    Besos y nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. Nostálgico y bello. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lourdes. ¡Qué bueno tenerte de nuevo por acá!
      Besos

      Eliminar