sábado, 2 de marzo de 2013

C.P.F.A.


¡Estaban a dos personas de ella! El miedo y la vergüenza la embargaban, sentía como sus entrañas se anudaban, el corazón le latía con ferocidad  y un sudor frío le bajaba por la espalda. Tener que admitirlo, lo haría real y era algo que ella había evitado hasta el momento.
Clavó la vista en el cartel que estaba colgado sobre la pared opuesta a ella, adornado con los colores azul y blanco y que rezaba las siglas CPFA. Trataba de no pensar en lo que significaban aquel conjunto de letras.

¡Ya solo estaban a una persona! ¿Cómo se había dejado convencer? ¡Maldición, era su turno! ¡Iba a hiperventilar! ¿Dónde había una bolsa de papel cuando se la necesitaba?
Todos dirigieron sus miradas expectantes hacia ella, sin embargo el silencio se prolongaba. Aún ni siquiera se había incorporado, continuaba sentada en su asiento como si eso pudiera escudarla del desnudo al que debía someterse. Armándose de valor, se alzó y miró por encima de las cabezas de los otros asistentes. Si conectaba sus ojos con los de ellos nunca lo lograría.
Inspiró profundo y se lanzó al vacío.
—Mi nombre es Kate y tengo un problema —confesó y las personas alrededor estallaron en un sonoro aplauso. ¡Cómo odiaba eso! Sudor le corría por las sienes y el corazón parecía querer salírsele del pecho—. Tengo una adicción… a las papas fritas de cualquier tipo, las de paquete, las caseras… —confesó y más aplausos y alabanzas retumbaron en la estancia.
Al fin lo había declarado en voz alta, ya no tenía escapatoria, tendría que seguir concurriendo a Comedores de Papas Fritas Anónimos. ¡Ay, se moría por unas papas recién hechas!

4 comentarios:

  1. jejeej, My name is Bond, Dany Bond y tengo una adicción (entre tantas), me gustan los relatos como los tuyos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, Gracias, Bond, Dany Bond. Siempre un placer que me leas! Y aún más que te gusten mis relatos.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Interesante relato Camilla. No imaginé aquel final hahahaha me temo que yo tendría que consultar con respecto a mi adicción al chocolate. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Jjaja mmm bueno puedo confesar que este relato está inspirado en una persona real...., aunque no voy a revelar en quién jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar